Resultados del análisis realizado sobre el comportamiento del conjunto de indicadores de la industria y el mercado exterior lácteos y de la aplicación en España de las medidas de mercado de la UE, a lo largo de 2016.

Miércoles, 27 Abril, 2016
Pedro Valentín-Gamazo

Titular:

El informe se refiere a los resultados del análisis realizado sobre el comportamiento del
conjunto de indicadores de la industria y el mercado exterior lácteos y de la aplicación
en España de las medidas de mercado de la UE, a lo largo de 2016, una vez que es
conocida la información definitiva sobre la mayor parte de todo ello, incluyendo unas
primeras conclusiones.
Asimismo se hace mención sobre la evolución de los indicadores y otros factores
sectoriales en los primeros meses de 2017.

Informe:

Disponibilidad de materia prima en la industria
Las entregas de leche cruda de vaca por parte de los productores a la industria
transformadora ascendieron en 2016 a 6.886.385 toneladas, lo que representa un 1,4%
más que el año anterior. A ello habría que añadir al menos 965.000 toneladas de leche
de oveja y de cabra.
El balance de comercio exterior de leche cruda de vaca, muestra en 2016 un saldo
negativo de solamente 16.000 toneladas, cifra bastante más baja que en los años
anteriores (140.000 en 2015), que hay que añadir a la cantidad antes mencionada.
En consecuencia, la disponibilidad de leche de vaca para la industria en 2016 ha
ascendido aproximadamente a 6.900.000 t, cifra no obstante inferior en 33.000 t a las
disponibilidades del año anterior.
Producciones industriales
La información sobre productos elaborados por la industria láctea española en 2016 es la
única que no está sustentada aún con datos definitivos al no estar cerrada todavía la
encuesta anual del MAPAMA. No obstante puede llevarse a cabo una primera evaluación
parcial sobre lo producido en el año.
La elaboración de leche de consumo, según datos provisionales, ascendió a 3.565.300 t,
manteniendo por tanto la tendencia a la baja de los últimos años.

Igualmente las importaciones de leche envasada han seguido la misma tendencia,
habiendo disminuido en 2016 un 15% respecto al año anterior y alcanzando las 100.000 t.
La balanza exterior de leche de consumo, al haber disminuido también las exportaciones,
se mantuvo deficitaria en una cantidad ligeramente inferior a la del año anterior (63.600 t).
Según los datos mencionados, el consumo total aparente de leche envasada habría
ascendido a 3.628.922 toneladas en 2016.Leche de consumo producida en
industria vs.
El porcentaje de leche de consumo producida, respecto a las entregas de los ganaderos
a las industrias ha evolucionado en 2016 con variaciones interanuales positivas desde
abril como consecuencia de la disminución de las entregas, que, mensualmente, fueron
inferiores a las del mismo mes del año anterior, salvo en agosto y septiembre.
Los datos provisionales de elaboración de queso de vaca, confirman un notable aumento
de volumen en 2016, alcanzando la cantidad de 223.900 t. Esta cifra representa un
aumento de producción muy considerable respecto al año anterior, pero se estima que
sería precipitado sacar conclusiones antes conocer las cifras definitivas, tanto de la
producción de queso de vaca como de mezcla y también por si pudiera tratarse de un
ajuste estadístico.
La fabricación de leche desnatada en polvo disminuyó un 5,5% respecto al año anterior
(- 3.200 t), aumentando por el contrario el 30% la fabricación de otras leches en polvo (+
6.200 t).
La elaboración de mantequilla ha aumentado ligeramente en 2016, ascendiendo a algo
más de 40.000 t.
La producción de leches fermentadas aumentó en 2016 en cerca de 70.000 t y la
balanza exterior redujo su déficit en un 20%, aunque continúa siendo negativa, en torno a
56.000 t. Destaca el importante aumento de las exportaciones de las leches fermentadas
diferentes del yogur, que se incrementaron en más del 50%.
Precios
El índice de precio industrial de fabricación del conjunto de productos lácteos
mantuvo en los 9 primeros meses de 2016 la tendencia descendente iniciada en el
segundo trimestre de 2014. Sin embargo, con variaciones interanuales positivas desde
julio, marcó un mínimo en el mes de septiembre, iniciando un ascenso a partir de octubre,
que se ha mantenido hasta final de año.
El índice de precio industrial de fabricación de quesos, siguió en 2016 la tendencia
iniciada en el segundo trimestre de 2014, disminuyendo de forma notable a partir de
febrero. En octubre tuvo lugar un cambio de tendencia, evolucionando de forma creciente,
en paralelo con el índice del conjunto de productos lácteos. A final de año se mantenía
este sentido positivo.
El precio industrial de la leche desnatada en polvo ha sufrido en España en 2016 un
descenso del 2,7%, finalizando el año en torno a 183 €/100kg, después de haber
experimentado diversos altibajos más o menos pronunciados y a pesar de iniciarse una
tendencia ascendente a partir del segundo semestre. Este comportamiento ha sido muy
diferente del que ha tenido lugar en la UE, con un precio en ascenso continuo y siempre
por encima del precio español.
El precio industrial de la mantequilla en España disminuyó a lo largo el primer semestre
de 2016, llegando a situarse cercano al precio de intervención. A partir de julio inició una

tendencia ascendente, que con sucesivas subidas y bajadas, superó en diciembre los 315
€/100 kg, siendo un 10% superior al precio existente al comienzo del año. No obstante
este precio era un 25 % inferior al precio medio de la UE a final de 2016.
Medidas de mercado
Compras de intervención
En 2016 se han intervenido en España 3.996 toneladas de leche desnatada en polvo,
ofertadas desde febrero hasta agosto. Esta cantidad representa aproximadamente la
cuarta parte la leche desnatada en polvo fabricada en el año. A 31 de diciembre seguían
formando parte del stock público de este producto de la UE, representando únicamente el
1,1% del mismo.
Por el contrario no se ha ofertado mantequilla a la intervención en España, situación
similar a la ocurrido en todos los Estados miembros de la UE, no existiendo
consecuentemente stock público de este producto.
Ayudas al almacenamiento privado
En 2016 se solicitaron en España ayudas para el almacenamiento de 3.718 toneladas de
leche desnatada en polvo, siendo esta cantidad la mitad aproximadamente de lo
solicitado en 2015. La práctica totalidad corresponden a la primera mitad del año y tienen
un período de almacenamiento de 365 días. La citada cantidad representa el 4,2% de las
solicitudes presentadas en el conjunto de la UE. A 31 de diciembre permanecían
almacenadas 3.475 toneladas.
Las solicitudes de ayuda para almacenamiento privado de mantequilla, ascendieron a
1.429 toneladas, presentadas todas ellas en el primer semestre del año, constituyendo
únicamente el 1% de lo solicitado en el conjunto de la UE. A final de año no quedaba
almacenada mantequilla con ayuda en España.
Ningún queso español se ha beneficiado durante 2016 de las ayudas al almacenamiento
privado.
Venta de productos de intervención
En el mes de noviembre la Comisión de la UE puso a la venta 22.150 toneladas de leche
desnatada en polvo de los stocks de intervención, mediante el procedimiento de
licitación. Entre ellas no se encontraba producto almacenado en España. En la primera
licitación, celebrada en diciembre, solo fueron aceptadas 40 toneladas.
Comercio exterior
La balanza comercial exterior láctea global, ha experimentado en 2016 una notable
mejora tanto en volumen como en valor, principalmente por la disminución de las
importaciones (- 14 %). Las exportaciones han aumentado en torno al 7,5%, destacando
los incrementos en quesos frescos y aceite de mantequilla. Esta evolución positiva
confirma una aceleración de la tendencia a la mejora de la balanza exterior láctea que
viene teniendo lugar desde finales 2013.
En lo que respecta al valor, el déficit de la balanza exterior de leche y productos lácteos

ha disminuido en 2016 un 20 % en relación con el año anterior.
La relación entre el volumen total de importación de productos lácteos y las entregas
de leche cruda a la industria, ha experimentado una disminución en 2016 del 2%,
manteniéndose en torno al 40% y confirmando la tendencia que viene reflejándose desde
2014. En los tres últimos años el ratio mencionado ha disminuido un 3,7% y en el mismo
periodo, las entregas de leche aumentaron 3,5%.
Las importaciones de queso en volumen han aumentado un 6,5 % en 2016,
confirmándose el cambio de tendencia iniciado en 2015. Las exportaciones de queso
continúan manteniendo la tendencia ascendente de años anteriores, aunque el porcentaje
observado del 8,13% confirma el descenso en el ritmo de crecimiento. Como resultado, el
déficit de la balanza exterior de quesos, ha experimentado en 2016 un incremento del
5,7%, ascendiendo prácticamente a 180.000 toneladas. Sin embargo, en base al valor, la
diferencia entre las importaciones y las exportaciones de queso ha disminuido un 17%
como consecuencia de un importante incremento del valor de estas últimas.
Las importaciones de productos lácteos a granel, destinados fundamentalmente a su
utilización como materia prima en la elaboración de otros productos lácteos o
alimentarios, disminuyeron en algo más de 290.000 toneladas en 2016, es decir un
descenso del 20% respecto al año anterior, posicionándose en mínimos históricos. Esta
disminución afectó a todos los productos contemplados en este grupo, aunque la mayor
incidencia ha ocurrido en la leche líquida (- 63%) y en la leche desnatada en polvo (-
18%). Es importante reseñar, que el valor monetario de estas importaciones, que ya
disminuyó de forma importante en 2015, ha vuelto a disminuir en 2016, situándose en
todos los meses por debajo de los valores mensuales del año anterior.

CONCLUSIONES MÁS DESTACABLES

La producción industrial de leche y productos lácteos ha sido en 2016 muy similar a la del
año anterior, lo que se corresponde con la casi igualdad de disponibilidades de leche para
su elaboración.
Existe un paralelismo entre la disminución de la producción de leche a partir del mes de
abril, y la utilización de las medidas de mercado por los operadores españoles.
Las entregas de leche de los ganaderos empezaron a disminuir a partir del mes de abril
tanto mes a mes, como en relación al mismo mes del año anterior. Consecuentemente y
teniendo en cuenta el desfase de la elaboración, la fabricación de mantequilla y leche
desnatada en polvo disminuye a partir del mes de julio y tanto las ventas a intervención
de este último producto, como las solicitudes de ayuda para el almacenamiento privado
de mantequilla y leche desnatada en polvo, cesaron totalmente a principio del verano.
Continúa siendo muy bajo el grado de aprovechamiento de las medidas de mercado de la
UE por los operadores españoles, lo cual es lógico teniendo en cuenta que no solo no
hay excedentes sino que seguimos teniendo un importante déficit de producción para
abastecer nuestro consumo de leche y productos lácteos.
Hay que destacar la notable mejora de la balanza exterior global de leche y productos
lácteos que continúa la tendencia de años anteriores. Sin embargo en el caso de los
quesos se nota una cierta ralentización de dicha tendencia debido a un ligero repunte de
las importaciones y a un menor ritmo de aumento de las exportaciones.

Situación en los primeros meses de 2017
A pesar de que las entregas de leche han disminuido en los dos primeros meses del año,
los datos provisionales de producción industrial muestran un aumento de la misma.
Los precios industriales de los productos lácteos presentan a principio del año aumentos
generalizados, aunque en diferentes porcentajes y con distintos signos de fortaleza o
debilidad.
Estando la intervención de leche desnatada en polvo aún abierta en la UE, no se han
presentado ofertas en España. Asimismo, tampoco se han solicitado ayudas para el
almacenamiento privado de este producto.
La Comisión Europea sigue convocando licitaciones, ahora con carácter mensual, para la
venta de leche desnatada en polvo. Sin embargo, no parece haber interés de momento
por parte de los operadores para la compra de este producto a los precios que pretende
la Comisión.
En consecuencia, se mantiene un elevado volumen de almacenamiento de leche
desnatada en polvo, aumentado incluso el de carácter privado en los primeros meses del
año lo que, unido a un ligero descenso del precio en la UE, provoca una razonable
preocupación sobre el futuro inmediato del mercado de este producto.
Los primeros datos de comercio exterior muestran un comportamiento de la balanza
comercial muy positivo, aunque en el sector de los quesos se mantiene la tendencia
indicada anteriormente sobre lo ocurrido en 2016.