INFORME SEMESTRAL 2017

Viernes, 22 Diciembre, 2017
Torsten Hemme
Lukasz Wyrzykowski
TITULAR

INFORME SEMESTRAL 2017

INFORME

Tras un crecimiento de la producción láctea mundial del 1,0% en 2016 en relación al 2015, el crecimiento se acelera durante 2017. Mientras que la producción mundial de leche se mantuvo en promedio del 1,9% (todas las cifras corresponden a años bisiestos ajustados), la tasa de crecimiento aumentó un 2,5% en el 3T respecto a los niveles del año anterior. Este crecimiento en la producción varía en función de las diferentes regiones del mundo.

El incremento de la producción en la UE-28 se ralentizó en la primera mitad de 2017 en comparación con la primera mitad de 2016 (-0,3%), impulsado por los países de la UE-13 (+ 2,7%) en lugar de por la UE- 15 (-0,8%). En el tercer trimestre, el crecimiento de la producción en toda la UE-28 aumentó un 2,8%, impulsado por una economía agrícola favorable. Este aumento en el tercer trimestre fue debido a los altos volúmenes de producción sostenidos de Polonia (+ 6,2%), Italia (+ 3,9%), Irlanda (+ 10,4%) y el Reino Unido (+3,5 %). En mayo de 2017, Polonia, el mayor productor de leche de los países de la UE-13, alcanzó un nivel sin precedentes, superando el umbral de un millón de litros ECM (ECM = leche corregida de energía, con 4,0% de grasa y 3,3% de proteína) por primera vez. Mientras tanto, se observó un crecimiento menor de la producción de Alemania, Francia y los Países Bajos durante el primer semestre de 2017. Esto afectaba significativamente los volúmenes de producción de la UE, ya que estos tres países producen en total más del 45% del volumen de leche en Europa. Mientras que Alemania y Francia han estado considerablemente por debajo de los niveles de producción del año anterior en el primer semestre de 2017, con tasas de crecimiento promedio anual de -3,2% y -2,7% respectivamente, ambos países repuntaron a tasas de crecimiento positivas en agosto de 2017. La producción de leche en el mercado holandés se mantuvo por debajo de los niveles de producción del año anterior desde marzo a agosto de 2017 (-0,6% en el 3T). Una razón de estos bajos volúmenes de producción son las limitaciones de fósforo impuestas por el gobierno en marzo de 2017. La reacción a estas limitaciones se hace especialmente evidente en el aumento de sacrificios de ganado en el primer trimestre de 2017: según la encuesta ganadera Eurostat del mes de junio, la cabaña lechera en Holanda disminuyó en 50.000 vacas. Sin embargo, en septiembre de 2017, la producción de leche se incrementó un 2.1% anual. En Portugal, el volumen de producción con
respecto al año anterior subió un 1,7% (de julio a septiembre). La producción en España ha superado los niveles del año anterior desde diciembre de 2016, creciendo un 3,3% anual en el 3erT de 2017. El nivel de producción de septiembre (recalculado a ECM) sube un 6.1% respecto a septiembre de 2016, mientras que la producción de leche de EE. UU mantiene su crecimiento con una tasa constante del 2,6% durante el 3erT, impulsada principalmente por un mayor rendimiento lechero por vaca. Nueva Zelanda comenzó con altas tasas de producción en la nueva temporada (21,5% en junio y 7,7% en julio), sin embargo, durante agosto y septiembre el crecimiento se vio afectado por las condiciones climáticas desfavorables, disminuyendo los volúmenes por debajo de los niveles del año anterior en -1,2% y -1,3%, respectivamente. Una vez entrado octubre donde se dan los picos de producción, las condiciones climáticas van a determinar la producción en Nueva Zelanda.

Existen varios factores que impulsan el aumento de la producción de leche en el escenario mundial. El principal factor es la recuperación del precio mundial de la leche que ya comenzó en el 3T 2016. El indicador mundial IFCN combinado de precios de la leche oscilaba alrededor de 32,2 EUR / 100 litros de ECM (se aplicaba un tipo de cambio en septiembre de 0,839 EUR / USD), durante los primeros 9 meses de 2017.

Tras  un considerable crecimiento  del 30,1 a 33,3 EUR / 100 litros ECM en el 2ºT, se continuó la tendencia al alza de forma más moderada en el 3erT, alcanzando un nivel de 33,6 EUR / 100 litros ECM en septiembre de 2017. Este aumento de precios fue impulsado por la reducción del volumen mundial  de leche desde el segundo trimestre de 2016 y acelerado por el aumento de los precios del queso y la mantequilla. Especialmente en los últimos meses toda la atención se centró en la "run of milkfat ", debido al aumento en la demanda mundial de mantequilla, que provocó un déficit en el suministro de la misma. Los precios de la mantequilla aumentaron más del doble desde el pico de la crisis de precios en mayo de 2016, alcanzando un nivel récord de 5.220 EUR / t en septiembre de 2017. El precio de la mantequilla en otras regiones alcanzó niveles aún más altos, (en Europa: más de 6.000 EUR / t), y aunque la escasez de mantequilla ha sido un fenómeno mundial, el precio en los EE.UU. ha sido más bajo que en  otras regiones (como lo indican los precios CME). Para hacernos una idea de la situación del precio mundial de la leche al nivel del país y comparar los precios entre países, es importante tener en cuenta los efectos de la moneda. Desde el comienzo del año, el euro está ganando fuerza frente al dólar, apreciando casi un 11% entre enero y septiembre de 2017. Utilizando el tipo de cambio adecuado del EUR a USD para los meses específicos, el precio del mercado mundial del Euro  muestra una disminución en lugar de aumentar, (es decir, -5,0% desde junio de 2017), debido al mayor valor del Euro a cambio del Dólar. Por lo tanto, la convergencia de los precios nacionales al nivel del mercado mundial se debe a la desviación de los precios nacionales de los niveles  mundiales per se y los efectos de la moneda.

En la Unión Europea en su conjunto, se hace visible una recuperación de los precios durante 2017. Si bien los precios de la leche en Alemania, Francia y los Países Bajos han estado por debajo del nivel del mercado mundial a principios de 2017, los precios alcanzaron niveles del 9-13% por encima del nivel de precios del mercado mundial en el tercer trimestre. El precio de la leche de septiembre en Alemania ha llegado a un nivel de 39,8 EUR / 100 litros de ECM, Francia muestra un precio de 37,7 EUR / 100 litros de ECM, Dinamarca se mantiene en un nivel de 38,1 EUR / 100 litros de ECM. Y los Países Bajos alcanzaron los 39,3 EUR / 100 litros de ECM. Comenzando en niveles de precios por debajo del mercado mundial en el cuarto trimestre de 2016, los precios en España y Portugal convergen  cerca del precio del mercado mundial, aunque a un ritmo más lento que el promedio de la UE. El precio de la leche en granja en España aumentó a 33,8 EUR / 100 litros de ECM en septiembre de 2017, lo que es un  0,5% superior al  precio del mercado mundial (comparado con el -4,9% en el H1 de 2017), pero un 9,5 % por debajo del precio medio europeo de 37,2 EUR / 100 litros ECM. Portugal alcanzó los 32,7 EUR / 100 litros de ECM en septiembre de 2017, todavía un 2,7% por debajo del nivel de precios del mercado mundial (-12,1% en el primer semestre de 2017). Partiendo de un nivel de precios considerablemente superior al nivel  del mercado mundial, el precio de la leche de los EE. UU. se acerca  al nivel del mercado mundial durante 2017. La distancia se acortó del 17,6% en enero de 2017 (promedio de cinco años 21,0 %) a  5,2% en septiembre de 2017 (35,3 EUR / 100 litros ECM), lo que indica una mayor competitividad de los precios de los productos estadounidenses. En Nueva Zelanda, el precio previsto para la temporada 2017/2018 alcanzó un nivel cercano a los 32,1 EUR / 100 litros de ECM, manteniendo a la industria láctea de Nueva Zelanda en un nivel muy competitivo.

No solo el precio mundial de la leche, sino también los precios de los piensos a nivel mundial, han sido favorables para la producción de leche, como muestra el Indicador mundial de precios de los piensos (basado en la harina de soja y el maíz) del IFCN. Después de un corto período de aumento de los precios en el cuarto trimestre de 2016 y el primer trimestre de 2017, los costos de alimentación disminuyeron paulatinamente desde marzo de 2017, hasta los 16,9 EUR / 100 kg de alimentación en septiembre de 2017 (-9,1% inferior a enero de 2017). Los bajos precios de la  alimentación combinado con el buen precio de la leche llevó el Margen del Indicador del Coste de alimentación a 28,3 EUR / 100 litros en septiembre (0,3 kg de alimento por kg de leche). Dado que España está importando una gran parte de su insumo de alimento, la producción láctea española se beneficia de los bajos precios de los piensos junto con el aumento moderado del precio de la leche. El margen español se ha estado moviendo en un nivel de 27,6 EUR / 100 litros de ECM, cerca del promedio a largo plazo de 27,7 EUR / 100 litros de ECM. Esta es una mejora del 9,7% desde el comienzo del año y 10,7% superior a  septiembre de 2016.

PERSPECTIVAS DEL SECTOR LÁCTEO A CORTO PLAZO

Desde principios de 2017, el precio mundial de la leche está experimentando un escenario de "Zig-Zag" a partir de la "montaña rusa" que se mantuvo de 2013 a 2016, con una fluctuación de - / + 50%. Para el 2018 se prevé  un cambio de  ciclo.  El suministro global de leche supone el crecimiento de la producción un  2,3% en 2017. Debido al continuo ascenso de la producción, se prevé que los precios seguirán una tendencia descendente en el cuarto trimestre de 2017. Para 2018, se cree que el precio mundial de la leche oscilará entre 29-33 EUR / 100 litros ECM debido al alto nivel de existencias. Por el contrario, se requiere un  precio mundial de 33-37 EUR / 100 litros a largo plazo para cubrir los costes de producción en granja. Se supone que el precio de alimentación a nivel mundial permanecerá estable en un nivel  de 20-21 EUR / 100 kg ECM y se espera que el suministro de leche mantenga un  crecimiento promedio de  2,3% en 2018 (2017: + 2,3%), alcanzando un total de 818,7 millones de litros de ECM (vaca y búfalo) en ese año. La demanda de leche que debería crecer entre 1,6-2,0% en 2018 (2017: + 1,6%), seguirá siendo la mayor incertidumbre y tendrá un gran impacto en el futuro precio mundial de la leche. Debido al incremento de la producción en el cuarto trimestre de 2017-2018 y la caída de los precios de la mantequilla en el mercado mundial en el tercer y cuarto trimestre de 2017, el crecimiento no será lo suficiente para evitar que el precio mundial de la leche caiga alrededor del 20% del precio anual promedio en 2018.

En términos de la Unión Europea, se espera un aumento de la producción en el cuarto trimestre y se supone que los precios responderán negativamente en 2018. Los principales impulsores de estos desarrollos serán la transmisión mundial del precio de la leche al precio nacional de la explotación, el clima y el flujo de caja de los agricultores. Sobre esta base, se prevé un aumento en el suministro del 1,2% en 2018, y una disminución del precio medio europeo de la leche. En Nueva Zelanda, se espera una disminución en el suministro durante el 4T en 2017, lo que  depende directamente de la evolución del clima. En general, el aumento del número de vacas y una alimentación intensificada de ensilado y concentrado favorecen el aumento en la producción. Los valores anuales dependerán en gran medida de los meses pico de producción de leche de octubre y noviembre, ya que estos dos meses constituyen normalmente alrededor del 25% de la producción anual de leche de Nueva Zelanda. En 2018, se supone que el suministro se situará  en un nivel del 2% en comparación con 2017, lo que dependerá fundamentalmente del precio de la leche y de las condiciones climáticas.

En EE. UU. La producción aumentará  un  2,1% (94,2 millones de litros ECM) y  el precio de la leche deberá seguir la tendencia del mercado mundial para ser competitivo.

 

Se espera que Alemania aumente el suministro de leche en aproximadamente un 2,0% en 2018. Se observará una evolución similar en Francia, donde se supone que la producción de leche aumentará aproximadamente un 1,0% en 2018. La producción española de leche de 6,7 millones de litros en 2017 aumentará  un  0,5% en 2018 mostrando desarrollos similares. Se espera la misma tasa de crecimiento para el suministro de leche de Portugal y en los Países Bajos se incrementará  el 1,0%.

PERSPECTIVAS DEL SECTOR LÁCTEO A LARGO PLAZO

La previsión de IFCN a largo plazo es que la oferta y la demanda de leche se equilibrarán a un nivel de 1.039 millones de litros ECM en 2026. Esto refleja un crecimiento anual del 2,3% de la producción y demanda mundial de leche. El incremento  en la producción global de leche se verá principalmente impulsado por el aumento de la producción leche animal / año promedio  que alcanzará un nivel de 2,4 litros en 2026. La pérdida de granjas que se inició en 2014 continuará hasta llegar a las 108 granjas en 2026, pero el rebaño lechero global  crecerá en un 10%, contabilizando una media de 414 vacas lecheras/explotación. La demanda también se verá impulsada por el crecimiento de la población (+ 12%) y el consumo lácteo per cápita (+ 12%) llegando a un nivel de 125,8 litros per cápita / año en los próximos diez años.

Teniendo en cuenta la UE-28, se supone que toda la producción de leche aumentará  un 0,9% al año en los próximos 10 años. La UE-15 aumentará anualmente en un  0,9% y alcanzará un nivel de 149,6 millones de litros ECM en 2026, los países de la UE-13 aumentarán en un  1,0% cada año, llegando a los 33,3 millones de litros de ECM en 2026 y se incrementará  la cuota de entrega de leche de vaca y búfala de  74% a  87%. En términos de animales por granja, los países de la UE-15 subirán un  3,8% anual, alcanzando un tamaño medio de granja de 87 vacas, mientras que la UE-13 aumentará en un 4,9% con 10 vacas por granja en 2026. En los próximos 10 años, la UE-28 consolidará su estatus como exportador de leche, llegando a los 27,0 millones de litros ECM de excedente de leche.

Se supone que el principal exportador, Nueva Zelanda, mantendrá su posición con un superávit de leche de 27,8 millones de litros ECM en 2026. Aumentando su producción de leche en un 1,9% anual.  Estados Unidos producirá 107,0 millones de litros ECM de leche en 2026, de los cuales alrededor del 8,0% deberían destinarse a la  exportación.

Si miramos con más detenimiento a la Unión Europea, Alemania será el principal productor con 35,3 millones de litros ECM, seguido de Francia que alcanzará un nivel de 27,5 millones de litros ECM. Ambos países aumentarán su excedente en 1,7  y 1,5 millones de litros respectivamente. Los Países Bajos aumentarán su excedente de leche en 0,6 millones de litros ECM. Por otro lado, Portugal incrementará su déficit en -0,1 millones de litros ECM, alcanzando un nivel de -0,2 millones de litros de déficit de ECM en 2026. Se supone que Dinamarca aumentará la producción de leche en  0,7% anual, mientras que el excedente subirá  un  1,0% Como consecuencia del aumento del excedente en los países, se necesita exportar más leche y los mercados se verán  cada vez más conectados a la evolución del mercado mundial.

En el caso del mercado nacional, el déficit de leche disminuirá de -1,2 a -0,7 millones de litros ECM. La producción ascenderá  un  0,5% anual llegando a un nivel  de 8,1 millones de litros en 2026. El número de granjas descenderá un 6,0% cada año, reduciéndose a 10,2 mil granjas en 2026.